pixel
Por favor espere, estamos procesando su solicitud
Suscribirse
5 Consejos para Levantarte con Ánimos por la Mañana

5 Consejos para Levantarte con Ánimos por la Mañana

Me preguntaba si alguien más tiene problemas para levantarse de la cama por la mañana para hacer ejercicio o si soy solo yo 😅. Normalmente no tengo problemas para levantarme e ir al gimnasio, pero con el brote de COVID-19 que está ocurriendo tenemos que refugiarnos en nuestro hogar y todos mis gimnasios locales están cerrados. Lo que significa que tengo que esforzarme un poco más para hacer mi entrenamiento matutino en casa. No sé por qué, pero siento que es mucho más difícil motivarse para hacer ejercicio en casa.

Por suerte, trabajo desde casa con frecuencia. Para algunos, esto es algo completamente nuevo y significa tener que adaptarse a una nueva rutina. Puede ser difícil porque estar en casa podría ser una distracción... Puedes empezar a despertarte más tarde, llevar el mismo pijama todo el día, comer constantemente y ser sedentario la mayor parte del tiempo. ¡No dejes que eso te pase a ti!

No pierdas los buenos hábitos que tienes como levantarte temprano por la mañana para hacer ejercicio antes del trabajo. ¡Trata de mantener la misma rutina! Así cuando las cosas se empiecen a calmar y vuelvas al trabajo no tendrás problemas para volver a la rutina. Si los entrenamientos matutinos no eran lo tuyo antes del encierro, ¡entonces aprovecha esta oportunidad para intentarlo! Es una gran manera de empezar el día, tus endorfinas están altas, y te ayudará a mantenerte concentrado durante la jornada laboral. Además, si realizas tu entrenamiento por la mañana, puedes relajarte después del trabajo en lugar de tener que reunir la energía para hacer ejercicio.

Confía en mí, sé lo difícil que es mantener una rutina de ejercicios cuando no hay gimnasios abiertos. ¡Pero tenemos que mantenerla! Así que quería darte consejos que me han ayudado a entrar en esa mentalidad de motivación para el entrenamiento matutino. 

1. Ten tu ropa de entrenamiento a tu lado

Justo antes de irte a la cama, elige un lindo conjunto de entrenamiento y ponlo al lado de tu cama, en tu mesita de noche, o incluso debajo de tu almohada 😜. ¡De esta manera estará listo para que te cambies en cuanto te despiertes!

Puede que no pienses esto todavía, pero es un consejo que te cambiará la vida. Incluso antes de la cuarentena, siempre tenía una ropa preparada para mí, así que tan pronto como me levantaba me cambiaba, me tomaba mi café y me iba al gimnasio. ¡Ve un poco más allá y ten todo tu equipo de gimnasio listo para tu sesión de entrenamiento!

2. Planifica tu entrenamiento la noche anterior

Al igual que tener la ropa de entrenamiento planeada, tener la rutina de entrenamiento de la mañana planeada la noche anterior es una gran motivación. No tener un plan de entrenamiento establecido o algo listo solo te va a estresar cuando te despiertes. No queremos aumentar nuestros niveles de cortisol (hormona del estrés) porque eso puede afectar negativamente a nuestros cuerpos. Por eso deberías intentar limitar las cosas que necesitas preparar por la mañana y hacerlas la noche anterior.

Planifica en qué quieres concentrarte por la mañana: cardio, la parte inferior o superior del cuerpo. Luego escribe exactamente qué ejercicios quieres hacer, cuántas series y repeticiones. Luego pon ese papel junto a tu cama como recordatorio. O si estás suscrito a mi plan Fit With Iulia, entonces ya tengo tu entrenamiento planeado para ti 😉

3. Ten un poco de espacio entre tu cama y tu alarma

La mayoría de la gente, yo incluida, tiene alarmas en sus teléfonos. Esto hace que sea muy fácil solo pulsar el botón de posponer alarma, seguir durmiendo y perderte el entrenamiento matutino. ¡Este consejo te ayudará a evitarlo!

Esto es lo que harás... Configura tu alarma la noche anterior asegurándote de poner el volumen muy alto. Puedes cambiar el sonido de la alarma a una de tus canciones favoritas, y esto te ayudará a ponerte de mejor humor para tu rutina matutina. Luego pon el teléfono en algún lugar alejado de tu cama, ¡como encima de la ropa de entrenamiento que dejaste en tu armario! De esa manera te verás obligado a levantarte de la cama para apagar la alarma y ponerte la ropa de entrenamiento.

¡Es el plan perfecto! Solo trata de no ser seducido de nuevo hacia tu cómoda cama... ¡Tan pronto como te levantes, ponte la ropa y empieza a moverte!

4. Ten un compañero de responsabilidad

Estar en cuarentena significa que lo más probable es que no puedas ver a tu compañero de entrenamiento, a menos que vivas con esa persona, ¡entonces eres uno de los afortunados!

Si tu compañero de entrenamiento está refugiado en su hogar, ¡entonces sean los compañeros de responsabilidad de cada uno! Establezcan un plan para enviarse mensajes de texto tan pronto como se despierten. ¡Si alguno no se ha despertado aún, llámalos hasta que contesten el teléfono! Es como tener otro despertador. Otra forma de ser responsable con tus compañeros de entrenamiento en el gimnasio es publicando en tu Snapchat o historia de Instagram un video o una foto de tu entrenamiento. Luego etiqueta a todos tus compañeros de gimnasio para que sepan que estás haciendo ejercicio y luego ellos tienen que publicar su entrenamiento.

Puede que no puedas ir al gimnasio con tus amigos, ¡pero aun así pueden mantenerse mutuamente responsables!

5. Duerme temprano

Para levantarse temprano, hay que dormir temprano. No es realista esperar que te levantes sintiéndote fresco y con energía para un entrenamiento matutino si solo has dormido de 4 a 5 horas la noche anterior.

Recuerda, ¡duerme al menos 6-8 horas por noche! Trabajar desde casa puede fácilmente interrumpir tu rutina normal, pero haz lo mejor que puedas para recrear tu rutina. Duerme a la misma hora que lo harías para ir a trabajar y despierta a la misma hora que normalmente lo haces.

Despertarse al amanecer para hacer ejercicio temprano en la mañana no es fácil, de hecho, es la parte más difícil. ¡Pero cuando eres constante se vuelve más y más fácil! Es fácil ahora mismo para nosotros volver a caer en malos hábitos, pero tenemos que hacer todo lo posible para no hacerlo. Recuerda tus metas de fitness, intenta un nuevo ejercicio, crea una nueva lista de reproducción para ejercitarte, mantente responsable con tus compañeros de gimnasio y piensa en todo el tiempo libre que tendrás el resto del día si terminas tu entrenamiento temprano.

¡Espero que te gusten tanto estos consejos que los mantengas incluso después de esta cuarentena!

Manténgase a salvo y activos, chicos

✌🏻Iulia