pixel
Por favor espere, estamos procesando su solicitud
Suscribirse
Cosas a considerar al elegir una proteína en polvo

Cosas a considerar al elegir una proteína en polvo

La proteína en polvo, ¡el santo grial de los suplementos! Afirman que lo hace todo: ayudar a desarrollar los músculos, perder peso corporal, ayudar a los músculos a recuperarse. Esto es lo que lo convierte en un suplemento imprescindible entre los ávidos asistentes al gimnasio.

Obviamente las fuentes de proteína natural son las mejores, pero hay días en los que es demasiado difícil alcanzar tu objetivo diario de proteínas. Lo he experimentado, por lo que siempre tengo a mano una proteína en polvo. 

Desde el comienzo de mi trayectoria en el mundo del fitness, siempre he considerado que las proteínas en polvo son una de las formas más saludables de regenerar mis músculos y de recuperarme rápidamente de una patada en el trasero en uno de mis entrenamientos. ¡Y así puedo seguir desarrollando músculo magro! Pero resulta que hay algunas proteínas que pueden hacer más daño que bien.

Así que, si quieres que tu proteína en polvo deje de impedir que alcances tus objetivos, ¡continúa leyendo para saber qué buscar y qué evitar!

Lo que debes tener en cuenta al comprar proteínas en polvo

Encontrar la proteína en polvo adecuada para ti puede ser difícil. ¡Especialmente con todas las opciones para elegir! Hay tantos tipos diferentes de proteína que hay proteína de suero, proteína de caseína, proteína de cáñamo, proteína de arroz, proteína de soja. Elige el tipo de proteína en polvo en función de tu estilo de vida y de tus metas de fitness.

Una vez que sepas qué tipo es el mejor para ti, aquí tienes algunas otras cosas que debes considerar al comprar proteína en polvo...

Tu proteína en polvo debería ser mayormente proteína

Suena un poco básico, ¿no? Bueno, te sorprendería saber cuántas proteínas en polvo son menos de un 75% proteínas. Eso significa que tienen 3 cucharadas de proteína real y una cucharada de productos químicos, rellenos, carbohidratos y grasas.

Así que, si la proteína no tiene al menos 22g de proteína por cada cucharada de 30g, entonces no la compres. Puedes averiguarlo mirando la etiqueta nutricional (y si ni siquiera tiene una etiqueta, hazte un favor y vete).

Perfil de aminoácidos

Hay dos tipos de aminoácidos que debes buscar en tu proteína en polvo: BCAA y EAA. BCAA significa aminoácidos de cadena ramificada, EAA significa aminoácidos esenciales. Ambos son importantes por los beneficios que tienen. Proporcionan energía sostenible, ayudan a minimizar la descomposición de los músculos, pueden ayudar en la síntesis de las proteínas musculares y más.

Las proteínas están hechas de una combinación de 20 aminoácidos, ¡por lo que debes asegurarte de que estás comprando una proteína en polvo completa para asegurarte de que estás obteniendo todos los beneficios!

Aquí están los 20 que hay que buscar:

1.     Alanina (no esencial)

2.     Arginina (no esencial)

3.     Asparagina (no esencial)

4.     Ácido aspártico (no esencial)

5.     Cistina (no esencial)

6.     Ácido glutámico (no esencial)

7.     Glutamina (no esencial)

8.     Glicina (no esencial)

9.     Histidina (esencial)

10.Isoleucina (esencial)

11.Leucina (esencial)

12.Lisina (esencial)

13.Metionina (esencial)

14.Fenilalanina (esencial)

15.Prolina (no esencial)

16.Serina (no esencial)

17.Treonina (esencial)

18.Triptófano (esencial)

19.Tirosina (no esencial)

20.Valina (esencial)

Todos estos 20 aminoácidos son necesarios para que se considere una proteína completa, ¡así que asegúrate de que el que elijas los tenga todos!

Sabor

¡La forma en que sabe una proteína en polvo es importante! No, no afectará a tu masa muscular o peso, pero no querrás invertir en un gran tarro de un sabor que odias. La mayoría de las empresas suelen anunciar que sus sabores de proteína en polvo son los mejores, ¡pero no caigas en la trampa! Si tienen muestras, compra alguna o solicítalas en tu GNC local o en una tienda de suplementos.

Aquí hay un pequeño consejo extra: El aislado de proteína de suero tiene una textura más cremosa y contiene un 90% de proteína debido al proceso de filtrado por el que pasa. El proceso de filtrado también elimina la mayor parte de la grasa y el lactato. Por otro lado, el concentrado de proteína de suero tiene alrededor de 70-80% de proteína, pero tiene más lactato y grasa. El concentrado de proteína de suero es lo que la mayoría de la gente elige por el sabor y el precio. Aislado es mejor para aquellos que necesitan una mayor cantidad de proteína. 

Cosas que hay que evitar

Ahora que sabes qué buscar, es hora de aprender sobre lo que hay que evitar...

Más ingredientes = Más razones para mantenerse alejado

Cuando se trata de ingredientes, más NO es mejor. Por eso debes tener cuidado con cualquier proteína que tenga demasiados ingredientes.

Las proteínas en polvo de origen vegetal parecen ser el principal problema aquí. Si eres vegano, presta especial atención a las proteínas de soja y guisante. Esas dos suelen contener una docena de otros ingredientes solo para darle un sabor y una textura que es similar a la proteína regular. Un ingrediente que debes evitar y que se encuentra comúnmente en los polvos de proteína sin lácteos es la carragenina. Se extrae de las algas marinas y se añade a las proteínas veganas para hacerlas cremosas. Pero tener demasiada cantidad puede causar inflamación y otros problemas, así que evítala si puedes.

Estos otros ingredientes son esa "cucharada extra" de no-proteína que te hacen sentir pesado y te impiden ponerte en forma.

Evita el aspartamo (o cualquier otro azúcar añadido)

¡Los edulcorantes artificiales o cualquier otro tipo de azúcar añadido es algo que definitivamente debes evitar! Los azúcares añadidos pueden causar hinchazón e incomodidad, ¡nadie quiere eso!

Cuidado con los azúcares que terminan en "ol" o en "osa", también con la dextrina y la maltodextrina. Lo más importante de todo, ¡¡evita el aspartamo!! Cientos de científicos están comenzando a advertirnos sobre el uso del aspartamo cuando tenemos bajos niveles de glucosa en la sangre (es decir, después de quemar muchas calorías o en ayunas). Están diciendo que en estas situaciones el aspartamo puede dañar el cerebro o incluso provocar enfermedades de Alzheimer o Parkinson, pero se necesita una investigación más rigurosa para confirmar estos hallazgos. [1]

El punto es leer las etiquetas de tus proteínas en polvo. Es difícil encontrar una proteína en polvo de alta calidad, pero solo toma un poco de tiempo para buscar estas cosas. ¡No querrás invertir en una proteína en polvo de 40 a 60 dólares que acabará arruinando en lugar de ayudarte a alcanzar tus metas de fitness!

Recuerda, ¡siempre trata de obtener tu fuente de proteína de los alimentos enteros primero! Utiliza proteínas en polvo únicamente como suplemento para ayudarte a alcanzar tu ingesta de proteínas del día.

¡Espero que esta información sea útil y te ayude a encontrar la mejor proteína en polvo para ti!

Iulia

Fuentes

1. https://usrtk.org/sweeteners/aspartame_health_risks/