pixel
Por favor espere, estamos procesando su solicitud
Suscribirse
Suplementos Vegetales: ¿Valen la Pena o son un Desperdicio de Dinero?

Suplementos Vegetales: ¿Valen la Pena o son un Desperdicio de Dinero?

Los suplementos pueden marcar la diferencia en tu entrenamiento y tu dieta. Aunque no se debe depender mucho de ellos, los suplementos dietéticos pueden ayudar cuando se necesita un pequeño impulso para el entrenamiento, o si se carece de ciertos nutrientes importantes. Una de las categorías de suplementos de más rápido crecimiento y de la que todo el mundo habla últimamente es la de los suplementos vegetales o verdes, o también puede que los conozcas como súper polvos vegetales. Estos suplementos dicen tener unas cuantas porciones (a veces el equivalente a un día) de verduras y frutas, y prometen una manera conveniente de llenar un vacío nutricional. Teniendo en cuenta que la mayoría de la gente no come suficientes verduras, esto suena muy bien, ¡incluso demasiado bueno para ser verdad!

Los suplementos vegetales suenan como una forma mágica de aumentar la ingesta de verduras sin tener que comerlas, pero antes de que te entusiasmes demasiado, hay algunos conceptos erróneos en torno a ellos... Al igual que con todos los suplementos, siempre hay algunas manzanas malas en el grupo. Así que, antes de que vayas a tu tienda naturista favorita, vamos a separar la realidad de la ficción sobre estos superalimentos verdes en polvo: qué son, sus supuestos beneficios para la salud y qué debes tener en cuenta. Así podrás decidir por ti mismo si vas a añadirlo a tu despensa de suplementos o no...

¿Qué son los suplementos vegetales?

Son un suplemento dietético que está hecho de verduras, frutas, algas/hierbas, y se han compactado y secado al aire o por congelación en un polvo verde. Se suele mezclar con agua, batidos o jugos y puede tener un sabor a hierba, por lo que muchos optan por añadirlo a los batidos. Los polvos vegetales suelen ser bajos en calorías, pero ricos en micronutrientes y vitaminas. Muchos también contienen compuestos vegetales con funciones antioxidantes y antiinflamatorias, y algunos incluso añaden probióticos y enzimas digestivas para mejorar la digestión.

Dependiendo de la marca, los polvos verdes contienen entre 25 y 40 ingredientes diferentes. Estos son los más comunes:

  • Frutas y hojas ricas en antioxidantes: Extractos de bayas de acai, arándanos, frambuesas, bayas de goji, piña y bioflavonoides de cítricos.
  • Enzimas digestivas: Amilasa, extracto de polvo de raíz de astrágalo, celulasa, lipasa, papaína y proteasa.
  • Hierbas: Hierba de alfalfa, hierba de cebada, hierba de trigo y hierba de avena.
  • Hojas verdes: Espinacas, col rizada, coles y perejil.
  • Setas: Extracto de seta maitake, extracto de seta reishi y extracto de seta shiitake.
  • Sustitutos naturales del azúcar: Extracto de hoja de estevia y extracto de fruta monje.
  • Extractos nutricionales: Extracto de té verde, extracto de semilla de uva y extracto de ginkgo Biloba.
  • Otras verduras llenas de nutrientes: Brócoli, remolacha, zanahorias, tomates y col verde.
  • Prebióticos y fibra: Salvado de arroz, inulina, almidón de tapioca y fibra de manzana.
  • Probióticos: Lactobacillus (L.) rhamnosus, L. acidophilus y Bifidobacterium lactis.
  • Algas marinas: Espirulina, clorela, dulse y kelp.

Como puedes ver, ¡hay muchos ingredientes en los polvos vegetales! Sin embargo, no dejes que una larga lista de superalimentos e ingredientes saludables te engañen... Puede que ni siquiera contengan las dosis óptimas para darte los beneficios que dice tener. Esto nos lleva al siguiente punto...

Posibles beneficios

¿Por qué la gente toma suplementos vegetales en polvo? 

Aparte de obtener una ración completa de fruta y verdura en una cucharada baja en calorías, hay algunos beneficios para la salud bastante buenos que puedes obtener si eliges uno bueno con ingredientes y dosis óptimas, ¡pero hablaremos de eso más adelante! En primer lugar, veamos algunos de los principales beneficios para la salud que pueden aportar los suplementos vegetales:

  • Ayuda a la función inmunológica y a la salud digestiva: Los polvos vegetales suelen contener altos niveles de vitamina C y A, que son conocidos por ayudar a mantener sano el sistema inmunológico. La mayoría también contiene selenio, que ayuda al sistema inmunológico a combatir las infecciones. Además, la mayoría tienen probióticos o enzimas digestivas añadidas, lo que no sólo ayuda a fortalecer tu sistema inmunológico, ¡sino también tu salud intestinal!
  • Ayuda a reducir el estrés oxidativo y la inflamación: Un polvo vegetal con suficientes frutas y plantas ricas en antioxidantes puede promover efectos antiinflamatorios y reducir el estrés oxidativo. Las vitaminas A, K y C son potentes antioxidantes que ayudan a combatir los radicales libres que dañan las células, ayudando así a reducir el riesgo de enfermedades crónicas relacionadas con la inflamación.
  • Mejora de la energía: Algunos polvos verdes contienen extracto de té verde, que es una fuente natural de cafeína y puede ayudar a aumentar tus niveles de energía. Esto es ideal para aquellos que prefieren no tomar café, pre-entreno o bebidas energéticas.

Otro beneficio potencial de tomar un súper polvo vegetal tiene que ver con la pérdida de peso... Se dice que ayuda a regular los niveles de azúcar en sangre y controla el apetito. Pero como siempre, ¡no dependas de los suplementos vegetales para hacer todo el trabajo! Para lograr la pérdida de peso debes tener un programa de entrenamiento adecuado, comer una dieta nutritiva de alimentos integrales, dar prioridad al descanso y al sueño, y más.

¿Valen la pena o son una pérdida de dinero?

No se puede negar que comer las porciones diarias recomendadas de verduras es importante para la salud, así que... ¿Es realmente necesario complementar con un polvo vegetal? Si ya comes 10 o más raciones de verduras de hoja verde, otras verduras y frutas, ¡entonces no! Pero, seamos realistas... Lo más probable es que no estés comiendo tantas porciones todos los días. Especialmente aquellos que entrenan la fuerza (o hacen cualquier entrenamiento de alta intensidad) y siguen una dieta baja en carbohidratos (como la dieta keto), si lo haces entonces es probable que te falten algunos nutrientes. En este caso, ¡los polvos vegetales pueden ser una buena adición a tu régimen de suplementos!

Recuerda que los suplementos se llaman así por una razón, se utilizan para complementar una dieta saludable, no para sustituirla. Dicho esto, no dejes que una larga lista de ingredientes de origen vegetal te engañe y pienses que puedes usarlo como sustituto de los alimentos vegetales enteros. Incorpora a tu dieta una amplia variedad de alimentos saludables, como frutas enteras, verduras, cereales integrales, legumbres, etc. Comer plantas en su forma cruda te asegurará que estás obteniendo toda la fibra natural de ellas, no los compuestos de fibra que se añaden después del procesamiento.

Por lo tanto, no son un desperdicio de dinero siempre y cuando lo uses para complementar tu dieta saludable... Y si sabes qué buscar, ¡porque no todos los polvos vegetales son creados iguales!

Qué hay que tener en cuenta

Con cualquier suplemento, las empresas pueden enumerar un montón de ingredientes que suenan saludables, pero la mayoría de las veces, solo están espolvoreando lo suficiente del ingrediente para decir que está allí. Esto significa que, si compras un polvo vegetal con todos los ingredientes correctos, ¡puede tener una dosis extremadamente baja que dará muy pocos o ningún beneficio para la salud! 

Para encontrar el mejor polvo vegetal para ti, ¡investiga! La relación dosis-efecto de los suplementos vegetales no está claramente definida como la de las proteínas en polvo u otros suplementos populares, pero lo que puedes hacer es echar un vistazo a la lista de ingredientes y buscar la dosis óptima para ellos en Internet. Por ejemplo, si estás buscando uno con extracto de té verde para tener un impulso de energía, entonces busca en línea para ver la dosis efectiva de té verde. Esto te llevará un poco de tiempo, ¡pero te asegurará que estás obteniendo los mejores beneficios por tu dinero!

Los otros dos aspectos a tener en cuenta son: la calidad de los ingredientes y los edulcorantes. Cuando compras verduras y otros productos frescos, sueles buscar la mejor calidad. Pues bien, ¡lo mismo ocurre con los polvos vegetales! Busca marcas que utilicen ingredientes orgánicos o no modificados genéticamente y que hayan sido procesados mediante un método de liofilización o prensado en frío, y evita cualquier marca que incluya rellenos baratos como granos y soja. Y, como siempre, intenta evitar cualquier aditivo innecesario, como los azúcares añadidos y los edulcorantes artificiales. Busca una marca sin azúcares añadidos o una que utilice estevia o extracto de fruta de monje.

Antes de que corras a la tienda naturista más cercana para comprar estos suplementos, hay una última cosa que debes tener en cuenta... Los posibles efectos secundarios. Pero no te preocupes, ¡no son tan malos! Existe una posible interacción negativa con la medicación debido a los altos niveles de vitamina K. Esta vitamina interactúa con ciertos antibióticos, medicamentos para el colesterol, ¡e incluso medicamentos para la pérdida de peso! Y puede tener una grave interacción con los anticoagulantes. Por lo tanto, consulta con tu médico si estás tomando alguna medicación antes de comprar suplementos vegetales. Por último, hay que tener en cuenta que algunas verduras contienen plomo y otros metales pesados que pueden reducir los niveles de energía y dañar los órganos si se consumen en grandes cantidades.

En resumen, los polvos vegetales pueden mejorar una dieta ya saludable al proporcionar vitaminas y minerales adicionales en una sola porción. Sin embargo, para mejorar tu salud y bienestar general, debes dar prioridad a una dieta rica en nutrientes y utilizar los suplementos vegetales sólo si tienes carencias en ese sentido. Siempre que no sustituyas todas las verduras y frutas por ellos, ¡los polvos vegetales pueden ser una excelente adición a tu régimen de suplementos!

Mas publicaciones